Por Publicidad y mensajes 11-6982-0606
entrevosyyolaradio@gmail.com


Gatos chistoso y traviesos


Los beneficios de tener un gato son muchos: compañía, diversión, tema de conversación, modelo ideal para cualquier fotografía. Puedes añadir uno más a la lista: beneficioso para tu salud. Sí, en esta relación ambos salen ganando.
Reduce estrés: Estudios médicos han encontrado que dueños de mascotas (especialmente gatos) reflejan menos estrés en su sistema comparado con aquellos que viven sin animales.

Y no se queda ahí. Una vida baja en estrés es una con menos problemas del corazón. La cantidad de gente con gatos que sufren ataques cardíacos es menor que la población que vive sin ronroneos.
Aunque las razones no son claras, los doctores indican que la combinación"acariciar y ronroneo" es una de las claves.
Si tienes un minino en casa sabes bien de lo que hablan. Sentarte y acariciar a tu gato luego de un día difícil en el trabajo ayuda a eliminar el mal humor y los problemas de la oficina. Que tengas que recompensarlo con limpiar su caja de arena es un pago mínimo.
Los niños resisten enfermedades: Luego de varios estudios se ha encontrado que niños que se crían con animales no sólo crecen con un fuerte respeto hacia la naturaleza y sus habitantes, también desarrollan resistencia hacia algunas enfermedades, sobretodo las respiratorias.
Con esto no te digo que si tienes un bebé salgas a buscar un gatito. La idea de que crezcan juntos suena idílica, pero la realidad es que uno (el que tiene rabo) llega a su etapa adulta a sus 4 ó 5 meses mientras el otro (el humano) todavía está en pañales.
Si en tus planes siempre has deseado que tu niño se críe entre gatos, comienza adoptando un minino adulto.
Llevan felicidad a los enfermos: En esta categoría el perro siempre ha sido el héroe. De seguro conoces sobre los perros guías que ayudan a los ciegos a tener una vida independiente. También a los perros que visitan hospitales y centros para envejecientes ofreciendo cariño como terapia.
Todas obras admirables.
Pues el gato no se queda atrás.
Cada día son más los gatos que se entrenan para obsequiar cariño y amor como terapia para aquellos seres humanos que viven con condiciones médicas severas. Para envejecientes que viven en centros y pasan muchas horas solos, la visita del gato trae felicidad y compañía; su ronroneo mientras es acariciado trae calma. Inclusive pacientes de Alzheimer en estado avanzado, cuando ya no reconocen ni a sus seres más queridos, reaccionan con amor cuando son visitados por los gatos terapeutas.
El sexto sentido del gato entra en acción: Cada día son más comunes las historias sobre cómo el gato a través de su sexto sentido ayuda a a personas que sufren problemas de salud a vivir una vida más llevadera. Muchos que piensan que es un mito deben prestar atención. Lo que sea que el gato presiente, ayuda a muchos en momentos difíciles.
• Convulsiones (seizures): La persona que padece de convulsiones lleva una vida en tensión. La condición sucede cuando el cerebro no recibe las señales correctas evitando movimientos voluntarios en el cuerpo. Ese miedo constante a sufrir una convulsión mientras está en una situación como guiar o caminar por la calle, obliga a la persona a vivir encerrado en su casa.
El gato, por alguna razón, presiente cuando la convulsión va a ocurrir (a veces hasta horas antes), permitiendo que el paciente se pueda preparar antes de que ocurra. La confianza que el paciente coloca en el gato lo ayuda a poder sobrellevar la carga y sentirse más libre en su vida.
• Niños con autismo: El autismo es una condición que va en aumento. Y muchos son los niños que aprenden a comunicarse con la ayuda de animales. El gato está subiendo los rangos en esta categoría. ¿Qué le ofrece el gato a ese niño? En algunos casos los padres indican que el gato es paciente y simplemente escucha. Está ahí para darle cariño y compañía sin molestar mucho. El gato no es un animal que necesita atención constante, quizás eso calma al niño. Sea cual sea la situación el minino es el héroe, ayuda a estos chicos a salir de ese mundo privado y adentrarse, aunque sea un poco, al mundo de los demás.
• Ayuda a decir adiós: Puede ser el sexto sentido o su intenso sentido del olfato, pero la realidad es que muchos gatos presienten cuando alguien va a morir y deciden acompañar a la persona durante el proceso. El dato está bien documentado, inclusive está el famoso gato Oscar, protagonista de libros en el asunto. Y no hablamos del gato de la familia. La mayoría son gatos terapeutas que visitan hospitales y centros de envejecientes.

No sé tú, pero cuando yo pase al próximo viaje, me encantaría despedirme acariciando un gato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+Seguidores

Seguidores